Web 3.0 y Web Semántica

La Web 3.0 está en boca de todos pero, en realidad ¿De qué se trata? ¿Qué tecnologías esconde este término?

Si empezamos por los tiempos de la popularización de Internet, nos encontramos con aquella primera World Wide Web, a la que ahora llamamos Web 1.0 y que era tan solo una muestra estática de una página web. La implementación del llamado Social Media y la posibilidad de compartir y crear desde cualquier lugar del mundo con tan solo disponer de una conexión a la red, dieron lugar a la Web 2.0, democratizando y en parte masificando la comunicación y haciéndola inmediata para sus usuarios. Y ahora en la actualidad, donde en la gran mayoría de los hogares poseemos una red a la cual conectarnos, aparece el concepto de Web 3.0, era en que según los expertos estamos inmersos.

Este término no termina de tener un significado, ya que varios expertos han intentado dar definiciones. Una de ellas podría ser: Aquellas plataformas o herramientas online que no sólo permiten la conversación e interacción entre sus usuarios, sino que además son capaces de actuar de forma proactiva. La Web 3.0 usa Internet para conectar información. Hace la Web más inteligente, teniendo en cuenta nuestros gustos, preferencias, hábitos e incluso el contexto y donde las páginas son capaces de comunicarse con otras páginas mediante el lenguaje natural, dando lugar a esa llamada Web Semántica.

La Web Semántica consiste en una nueva concepción del entorno web para un uso más natural por parte de los usuarios, desapareciendo la búsqueda por palabras clave por ejemplo y dando paso a la búsqueda por necesidades. Se trata de utilizar un lenguaje similar al que se usa en la vida cotidiana, lo que conlleva la aparición de software que permiten codificar correctamente esta información para devolver resultados lo más personalizados posible.

Una de las características de la Web 3.0 es la creación de una gran base de datos para entregar nuevas posibilidades a los buscadores, enfocados a la Inteligencia Artificial la que hace referencia al correcto funcionamiento de esta Web Semántica a través de una interpretación inteligente de datos

¿Inteligencia artificial? ¿Software capaz de comprender el lenguaje humano? Sí incluso mucho más, cosas que ni logramos imaginar. Es ahora más que nunca en donde la tecnología se encuentra al servicio y bienestar de los seres humanos y del acceso a la información.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Web 3.0

Web 3.0

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario

Content Curator

¿Qué es un Content Curator?

El “content curator” es un nuevo concepto (y además en inglés) al español podemos traducirlo literalmente como “curador de contenidos”. Un curador de contenido es la persona que consume contenido, lo filtra, lo recopila, lo comparte, y aprende a partir de las respuestas que se generan en torno al mismo. Para tener una visión más exacta de lo que es un “curador de contenidos” es mejor tomar en cuenta lo que dice Dolors Reig, quien es experta en social media, y en su blog llamado “El Caparazón”[1] dice lo siguiente: “De forma más genérica podríamos decir que un content curator es un intermediario crítico del conocimiento, es alguien que busca, agrupa y comparte de forma continua lo más relevante en su ámbito de especialización”. El principal objetivo de un curador de contenidos es mantener lo relevante de la información que circula libre o apoyada en herramientas concretas para la creación de entornos informacionales.

Este concepto (como es una acepción en inglés) posee a su alrededor una polémica en cuanto a su significado ya que carece de una definición en español ya que “curador” curar o curación no hacen una referencia fidedigna a lo que realmente significa ser un content curator. Es por esto que Fendéu[2] nos recomienda usar el concepto de “responsable de contenidos”

 Labor de un Content Curator

Los content curator son los encargados de:

  • Consumir contenido: Estar en constante investigación de cuáles son “las últimas” noticias, novedades, herramientas, conceptos, etc más relevantes de su oficio
  • Filtrar contenido: seleccionar la información fidedigna y relevante dejando atrás la que no cumple con estas características, “separar el grano de la paja”.
  • Recopilar contenido: con toda esa información elaborar un nuevo documento (para su empresa u organización) con la finalidad de continuar con la creación de nueva y “buena” información
  • Compartir información: luego del proceso de filtrado y recopilado se procede nuevamente a compartir la información para esto existen diversas herramientas entre ellas:
    • Blogs
    • Pinterest
    • Storify
    • Pearltrees
    • Twitter

Lo que NO debe hacer un curador de contenidos

  • Mover contenidos
  • Copy-paste de contenidos (no se aporta valor añadido con ello)
  • Agregación automática de contenidos
  • Traducción literal de contenidos sin aportar mayor valor que la propia traducción.

¿Concepto nuevo o antiguo?

Para algunos el content curator es una profesión nueva (así como los community manager). Pero para otros no es más que un nuevo nombre y no es otra labor que la que realizan los documentalistas o los bibliotecarios. Así opina el director de la revista “El Profesional de la Información” Tomás Baiget. El plantea a veces gente externa (o extraña, más bien) a la profesión, inventa nombres nuevos y que desde hace aproximadamente un año algunos han descubierto que dada la gran cantidad de información que hay por el mundo, se necesita alguien que se dedique a seleccionarla o filtrarla, y decidieron ponerle el nombre de “content curator”. En la Universidad Carlos III de Madrid, España se imparte un curso de “content curator” en donde todos los docentes son Bibliotecólogos y Documentalistas.

Content curator y Marketing Digital

Como en la actualidad encontrar (y crear) contenido de calidad es una tarea difícil, los “content curator” se han vuelto indispensables en las estrategias del marketing digital, en donde lo más importante para las organizaciones y empresas es el contenido de calidad ya que así pueden conectarse mejor con sus consumidores, usuarios y clientes a través de los medios sociales. Es debido a esto que los “content curator” se convierten en una figura clave en las nuevas relaciones en la web.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Y tú… ¿Cuánto Consumes?

Image

Facebook, twitter, flickr, instagram, google, blogs, google+, youtube. Seguramente si a nuestros abuelos les nombramos estas palabras no entiendan nada. Y es que el mundo virtual ha crecido a pasos agigantados y estamos viviendo la sobrecarga de información por todos lados. Seguramente te ha pasado que te propones buscar algo en internet y terminas viendo cosas que ni si quiera habías pensado, o simplemente te pones frente al ordenador y entre tantos clicks ya no sabes donde estas: ¡Bienvenido al Club de los Infoxicados!

La infoxicación o sobresaturación de la información es un concepto relativamente nuevo. (yo no había escuchado de él hasta hace una semana atrás) se trata de “la dificultad para procesar la gran cantidad de datos a los que está expuesto hoy el ser humano”. Podríamos definir la infoxicación, como la incapacidad de análisis eficiente de información y que puede llegar a generar angustia en el usuario por no sentirse en condiciones de encontrar la información adecuada.

Este problema se origina con la aparición de medios masivos de comunicación y distribuidores de la información que nos saturan diariamente ya sea en televisión, internet, en las carreteras, en facebook, ¡hasta en los anuncios en youtube! Si bien este concepto se ha disparado en los últimos años debido a la generalización y el fácil acceso que tenemos a internet, lo único que podemos asegurar es que la infoxicación aumentará. Mientras más fácil sea divulgar contenidos, más infoxicación existirá.

Yo me pregunto… ¿cuánto consumimos diaramente en internet? Y navegando en la web (si, es una paradoja) leí que una persona promedio consume 30 gigabytes diariamente. (http://www.apolorama.com/2013/11/infoxicacion/)

En mi cabeza no puedo dimensionar cuántos son 30 gigabytes, es por eso que les dejo una tabla que nos puede ayudar a comprenderlo.

  • 4.5 horas de video llamada en Skype (1 GB)
  • 4 horas de streaming de video (1 GB)
  • 70-80 álbumes de música (5 GB)
  • 2,000 fotografías digitales (no HD) (4 GB)
  • 120 correos electrónicos pesados (fotos, archivos editables) (4 GB)
  • 25,000 correos electrónicos de texto sencillo (1 GB)
  • 1 millón de mensajes de texto (tipo chat) (2 GB)
  • 55,000 documentos de Word (3 GB)
  • 3 películas de hora y media, cada una (6 GB)
  • 4 horas de videos en YouTube en calidad intermedia (1 GB)
  • 5,000 páginas vistas en Internet (2 GB)

Ahora, ¿Qué podemos hacer frente a esto? ¿Hay alguna solución para combatir la infoxicación?

Para suerte nuestra la respuesta es positiva y se llama “gestión de la información”. Jerarquizar las prioridades de lo que nos interesa, filtrar la información, conocer las fuentes fidedignas, cuáles son nuestros temas fundamentales y secundarios es fundamental para llevar a cabo con éxito nuestro trabajo. 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Infoxicación

Infoxicación

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

EL HOMBRE BINARIO

Para reflexionar acerca de los nuevos tipos de relaciones “personales” del mundo actual.

Enlace | Publicado el por | Deja un comentario